Organic farming BSIP/UIG via Getty Images

El mal uso de los medicamentos en la agricultura

SAN DIEGO – La mayoría de nosotros no nos damos cuenta de las amenazas que causan nuestras acciones cuando dichas amenazas son invisibles. Un buen ejemplo es el uso que hacemos de los antibióticos. Cuando se utilizan de forma juiciosa, los antibióticos salvan vidas y evitan la transmisión de enfermedades mortales. Pero, el poder terapéutico de los antibióticos está siendo malgastado por su uso imprudente en la agricultura.

Hoy en día, más de la mitad de los antibióticos administrados del mundo se utilizan en la producción de alimentos. Los agricultores utilizan antimicrobianos para tratar las infecciones en el ganado. El problema es que comúnmente ellos utilizan mal los antibióticos: ya sea para compensar malas prácticas agrícolas – como por ejemplo el hacinamiento en las granjas industriales, que fomenta la propagación de enfermedades – o para acelerar el crecimiento y reducir los costos de producción.

Estas prácticas pueden parecer inofensivas de forma aislada, pero su efecto agregado es peligroso. A medida que los antibióticos ingresan en el medio ambiente a través de los alimentos que las personas comen o los desechos que producen los animales, se intensifica la resistencia antimicrobiana. Y, esto afecta la salud humana en formas inquietantes.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/LVR5DbK/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.