Las emisiones cero son un imperativo

DAVOS – Nuestro planeta se está calentando de manera peligrosa. Y, tal como el informe 2013 del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático deja en claro, es muy probable que las culpables de dicho calentamiento sean nuestras emisiones de dióxido de carbono durante el último medio siglo. Si deseamos evitar la catástrofe, necesitamos un enfoque más robusto con relación al calentamiento global. A diferencia de la reciente crisis financiera, en el caso del clima de la tierra no existe la opción de implementar un plan de rescate.

Hace tres años, en la reunión sobre el cambio climático de la 16 Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas en Cancún, los países se comprometieron a reducir sus emisiones hasta el año 2020, hasta que las mismas se reduzcan a un punto en el que se evite que la temperatura promedio mundial aumente en más de 2° C, sobre los niveles preindustriales. Sin embargo, las estimaciones de la ONU muestran que las tendencias actuales conducirían a que el mundo solamente logre avanzar entre un 25 al 50% del camino hacia el logro de dicho objetivo.

Es por ello que convoco a todos los gobiernos para que ellos sean más ambiciosos – para que los países aspiren a lograr emisiones netas cero, con relación a los combustibles fósiles, hasta finales de la segunda mitad de este siglo. Nada que sea menor a una transformación total de la economía de la energía será suficiente.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/BZeCXYI/es;