África más allá del ébola

MADRID – La propagación del virus del ébola, una de las mayores preocupaciones  que han asolado el mundo este verano, ha monopolizado el debate sobre África y reverdecido nociones vetustas de desorden y desesperación en un momento en que emergía la imagen de un África dinámica. La realidad es que razones de peso sustentan una visión optimista sobre el futuro de la región.

El brote de ébola eclipsó tres eventos clave para la región. El 1 de julio, entró en vigor una importante reestructuración del sistema organizativo del Grupo Banco Mundial. Dos semanas más tarde, los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, y Sudáfrica) anunciaron el acuerdo de creación del Nuevo Banco de Desarrollo. Y, a principios de agosto, cerca de 50 líderes africanos se reunieron en Washington DC, en una cumbre que pretendía simbolizar el potencial transformador de la inversión privada en África.

Hoy los flujos netos de capital privado hacia los países en desarrollo superan a la asistencia oficial para el desarrollo por un margen de diez a uno. De ahí la importancia de la inversión privada; y para que estos acontecimientos representen un punto de inflexión, en lugar de otro falso amanecer para África, deberán traducirse en un esfuerzo prolongado para estimular la participación del sector privado.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/PsUPiRY/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.