0

Una guerra inteligente contra el terrorismo

El terrorismo es una amenaza existencial. En nuestra Estrategia de Seguridad Europea, se consideró que se trata de una de las más importantes amenazas estratégicas que enfrenta la Unión Europea y para luchar contra él estamos haciendo uso de todos los instrumentos a nuestra disposición en el ámbito de la inteligencia.

El primer objetivo de la inteligencia es encontrar terroristas, prevenir su acción y rastrearlos después de sus ataques. Este es el tipo de inteligencia operacional que se lleva a cabo mejor a nivel nacional. La cooperación entre los servicios de inteligencia de los miembros de la UE ha hecho posible varios arrestos y neutralizaciones de operaciones terroristas en Europa.

Hace poco los periodistas me preguntaron si la cooperación entre agencias es suficiente y si se debían crear mecanismos europeos para compartir información operacional de inteligencia. Más tarde, ese mismo día, una operación conjunta permitió arrestos simultáneos en cinco países de Europa.

El éxito de la operación no fue un accidente. El año pasado, la Unión firmó dos acuerdos sobre la Europol, así como un Acuerdo de Extradición y Asistencia Legal Mutua. Los servicios de seguridad europeos están trabajando estrechamente con el Grupo Antiterrorista, y se ha reactivado el Grupo de Tareas Antiterroristas de la Europol. Se encuentra en funcionamiento un grupo de alto nivel sobre seguridad en el transporte y las fronteras, y se están fortaleciendo los vínculos entre los jefes de policía de los estados miembros.