delong228_darren415_getty images_dollars Darren415/Getty Images

¿Qué piensan los nuevos halcones de la inflación?

BERKELEY – Allá por 1992, junto con Lawrence H. Summers, en ese momento economista jefe del Banco Mundial, advertimos que reducir la meta inflacionaria anual de la Reserva Federal de EE. UU. del 4 % al 2 % podría causar grandes problemas. Además de que el 4 % no creaba ningún descontento, una meta del 2 % aumentaría el riesgo de que la política de tasas de interés de la Fed tocara el límite inferior de cero.

Nuestros consejos fueron desoídos. El presidente de la Fed, Alan Greenspan, redujo la meta inflacionaria al 2 %... y desde entonces estamos pagando por ello. Creo desde hace tiempo que muchos de nuestros problemas desaparecerían si pudiéramos readaptar los mercados de activos para que una tasa del 5 % para los fondos federales fuera coherente con el pleno empleo en la etapa final del ciclo de negocios.

Hay tres formas de lograrlo: una es elevar la meta inflacionaria nuevamente hasta el rango del 4 %, que prevaleció durante la presidencia en la Fed de Paul Volcker; otra es impulsar la demanda para que la tasa del 5 % para los fondos federales en las últimas etapas del ciclo sea coherente con una inversión sólida; y una tercera opción es inundar el mercado con activos seguros del Tesoro para que la prima de los bonos del Tesoro caiga, permitiendo así que aumente la tasa para los fondos federales en las últimas etapas del ciclo.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/orUpnFles