buchholz1_GettyImages_smirkingBenjaminFranklinmoney Getty Images

El sucio secreto que esconde la economía estadounidense

SAN DIEGO – Hay un sucio secretillo en la economía de hoy en día: Estados Unidos se ha beneficiado (y, continúa beneficiándose) de la crisis mundial. La economía estadounidense avanza viento en popa, incluso mientras manifestantes en el Reino Unido arrojan malteadas a los Brexiteers, el presidente francés Emmanuel Macron se enfrenta a los marchistas nihilistas que protestan vistiendo chalecos amarillos, y empresas de tecnología china, como por ejemplo Huawei, temen ser dejadas al margen de los mercados extranjeros.

El año pasado, la economía de Estados Unidos creció en un 2,9%, mientras que la eurozona se expandió solamente en un 1,8%, haciendo que el presidente Donald Trump tenga aún más confianza en su estilo confrontativo de actuación. Pero el crecimiento relativamente fuerte de Estados Unidos en medio del crecimiento perezoso en otros lugares no es lo que los libros de texto de economía predecirían. ¿Qué sucedió con la economía mundial estrechamente integrada que desde la Segunda Guerra Mundial el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial vinieron defendiendo; y, más recientemente ensalzando?

La economía de los Estados Unidos se encuentra en una fase pasajera, pero a su vez potente, en la cual la debilidad en el extranjero levanta los ánimos en casa. Pero, esta euforia económica no tiene nada que ver con el mal y la malicia de la Era Trump, y tiene mucho que ver con las tasas de interés.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/0kZd2Epes