9

El indispensable aliado americano

MADRID – EE.UU. se encamina hacia el evento más polarizador y agotador de su sistema político: una carrera abierta hacia la Casa Blanca, ya que Obama ha agotado sus dos mandatos y no parece probable que el vicepresidente Joe Biden se presente. En este contexto, sin candidato saliente, cabe esperar que el debate de ideas y la primacía de la política exterior superen el habitual balance de los ocho años anteriores.

Quienes se perfilan como contendientes apuntan en esa dirección y han comenzado a exponer sus posiciones sobre cuestiones fundamentales de política exterior. Así, Jeb Bush, significado aspirante republicano, ya ha dedicado todo un discurso a este tema. En cuanto al campo demócrata la ex secretaria de Estado Hillary Clinton se dibuja -pese a las recientes revelaciones sobre el uso de su correo privado para asuntos oficiales- como más que probable candidata, lo que refuerza la centralidad de la política exterior en las elecciones.

En respuesta a esta situación, para contribuir al debate, y con la idea de publicar un documento de reflexión, el Global Agenda Council del World Economic Forum ha creado un grupo de trabajo del que formo parte como única voz no americana. Desde esta perspectiva europea, el gran reto al que se enfrenta EE.UU. en este ámbito se resume en pasar de considerarse "el poder indispensable" a ser "el socio indispensable".

No se trata simplemente de una cuestión de semántica. Es necesario que EE.UU. se replantee su papel en el mundo y tanto éste país como el orden internacional liberal que creó, tienen mucho que ganar con ello. La clave del éxito reside en la capacidad americana para conservar lo mejor - y abandonar lo peor - del rasgo definitorio de su sistema político: la excepcionalidad.