Realismo sobre el renminbi

NUEVA YORK - Durante siete años, Estados Unidos ha permitido que la fijación de su tipo de cambio con el renminbi desvíe la atención de asuntos mucho más importantes en su relación económica con China. El próximo Diálogo Estratégico y Económico entre EE.UU. y China será una excelente oportunidad para examinar -y reconsiderar- las prioridades estadounidenses.

Desde 2005, el Congreso de EE.UU. ha coqueteado una y otra vez con leyes tendientes a defender a los trabajadores estadounidenses en apuros de la presunta amenaza de una moneda china barata. El apoyo bipartidista para este tipo de medidas se demostró cuando los senadores Charles Schumer (demócrata liberal de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano conservador de Carolina del Sur), presentaron el primer proyecto de ley sobre la moneda china.

El argumento a favor de la acción legislativa es tentadoramente simple: el déficit comercial de mercancías de EE.UU. ha promediado un récord del 4,4% del PIB desde 2005 y China representa un 35% del mismo, supuestamente debido a su manipulación de la moneda. Los chinos deben revaluar o enfrentar sanciones, insiste una amplia coalición de políticos, empresarios, académicos y economistas,

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/mMKS6LI/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.