Revoluciones en el crecimiento

BERKELEY – El reciente encuentro de ministros de finanzas del G-20 en San Petersburgo confirmó que ha terminado el debate entre crecimiento y austeridad –al menos, por ahora. Con una prolongada recesión en Europa y desaceleraciones en los mercados emergentes, las preocupaciones sobre los déficits presupuestarios han dado paso a aprensiones sobre el crecimiento. En julio, el Fondo Monetario Internacional revisó a la baja su pronóstico de crecimiento mundial por segunda vez este año.

Tanto Japón como Estados Unidos se destacan como puntos brillantes en la apagada perspectiva mundial, pero por motivos diferentes. En Japón, el primer ministro Shinzo Abe ha desatado una combinación de expansión monetaria y fiscal agresiva junto con las prometidas reformas en el mercado laboral, la gestión corporativa, la regulación y el comercio.

Como respuesta a medidas de estímulo rápidas y audaces, se espera que la economía japonesa crezca a una tasa de aproximadamente el 3 % este año –una de las mayores entre las economías avanzadas– y el índice Nikkei creció el 80 % durante el semestre que finalizó en mayo de este año. Ahora Abe ha señalado su intención de avanzar con difíciles reformas estructurales. Si lo logra, sus políticas cambiarán la situación del Japón.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Xk4RdOM/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.