El debate equivocado sobre la inmigración en Estados Unidos

En los Estados Unidos está empezando un debate sobre inmigración que recogerá varias propuestas. Entre ellas está un detestable proyecto de ley - que la Cámara de Representantes ya aprobó - que ordena la construcción de un muro a lo largo de la frontera México-EU y califica el ingreso no autorizado al país como delito grave.

El Senado estadounidense también considerará un proyecto de ley formulado en conjunto por el Senador Edward Kennedy y el Senador John McCain que propone una aplicación más firme de la ley en la frontera, un programa de trabajadores temporales que pueda conducir a la residencia y la ciudadanía y la legalización de quienes ya se encuentran en Estados Unidos sin documentos. Otra idea es exigir que cualquier persona que esté en los EU y que quiera regularizar su calidad migratoria regrese a su país y haga la cola ahí.

El último componente es retórico en buena medida. Es difícil imaginar que un mexicano que ya esté en los EU regrese voluntariamente a Zacatecas, digamos, a esperar pacientemente su nueva visa. El Presidente George W. Bush ha estado evitando el asunto desde que se comprometió a llegar a un acuerdo sobre inmigración con México cuando visitó al Presidente Vicente Fox en Guanajuato hace casi exactamente cinco años.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/glsfp3U/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.