El enloquecimiento de los Estados Unidos

BOSTON – La relativa decadencia de los Estados Unidos ha sido un tema de discusión frecuente en los últimos años. Los proponentes del enfoque postestadounidense culpan de ello a la crisis financiera de 2008, la prolongada recesión que le siguió y el ascenso constante de China. La mayoría son expertos en relaciones internacionales que ven la geopolítica a través del cristal de la competitividad económica y conciben el mundo como un sube y baja en el que el ascenso de un actor supone necesariamente la caída de otro.

No obstante, concentrarse en los indicadores económicos ha impedido considerar las implicaciones geopolíticas de una tendencia estadounidense que también se discute frecuentemente, pero por un grupo distinto de expertos: las tasas crecientes de enfermedades mentales graves en el país (que ya han sido elevadas desde hace mucho tiempo).

Se ha dicho con tanta frecuencia que las enfermedades mentales graves han llegado a niveles "epidémicos" que, al igual que cualquier otro lugar común, la afirmación ha perdido su impacto. Sin embargo, las repercusiones de los trastornos incapacitantes diagnosticados como enfermedades maniaco depresivas (incluyendo la depresión unipolar) y esquizofrenia son muy serias para la política internacional.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/mts6Sr2/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.