0

El capitalismo de amigos en Estados Unidos

Buenos Aires – Durante 20 años, los estadounidenses han censurado el “capitalismo de amigos” de los países del Tercer Mundo, sobre todo los de Asia. Pero ahora que esas regiones han estado mejorando su gobernanza pública y corporativa –en Hong Kong un tribunal acaba de pronunciar una decisión trascendental contra un magnate de las telecomunicaciones que es el hijo del hombre más rico y poderoso de la provincia–  el capitalismo de amigos se está arraigando en Estados Unidos, un país al que el mundo consideró durante mucho tiempo el patrón de la igualdad de condiciones para los negocios. Las “pruebas de estrés” de los bancos estadounidenses que acaban de terminar son sólo la señal más reciente de que el capitalismo de amigos se ha asentado en Washington D.C.  

No sorprende que los mercados de valores hayan recibido con agrado los resultados de las pruebas de estrés que el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, aplicó a los grandes bancos de ese país, ya que las conclusiones generales se habían filtrado desde hace algunas semanas. En efecto, la mayoría de los inversionistas profesionales calificaron a las pruebas de deshonestas, aun cuando sus posiciones se estaban beneficiando por un mercado al alza.

Incluso el Wall Street Journal, que generalmente es el partidario más ruidoso de los mercados financieros, descalificó abiertamente la integridad de las pruebas. El gobierno había permitido a los banqueros “negociar” los resultados, como un estudiante que presentara un examen final y después negociara su calificación.

Se suponía que las pruebas revelarían las condiciones verdaderas de los bancos cargados con valores tóxicos sin auditar en préstamos hipotecarios y derivados financieros. La lógica para aplicar las pruebas parecía impecable. Pero, ¿lo era?