żLa futura democracia social de los Estados Unidos?

Casi todos los países desarrollados del mundo se consideran y son democracias sociales: economías mixtas con gobiernos muy grandes que cumplen una amplia gama de funciones de bienestar y seguridad social y que sacan del mercado porciones importantes de la distribución de la riqueza y los bienes básicos. Los Estados Unidos son algo diferente. żO en verdad lo son? Sin importar lo que hayan sido en el pasado, los Estados Unidos tendrán que escoger en el futuro si serán, y qué tanto, una democracia social.

Erase una vez, al menos según la mitología, que los Estados Unidos tenían muy poca movilidad descendente. Por el contrario, antes de la Guerra Civil, uno podía empezar poniendo rieles, irse a los territorios del Oeste, tener éxito en la frontera y terminar como presidente –si su nombre era Abraham Lincoln. En la generación posterior a la Segunda Guerra Mundial se podía conseguir un trabajo de obrero sindicalizado en el sector manufacturero o trepar a la cima de las burocracias de cuello blanco que ofrecían seguridad laboral, salarios relativamente altos y carreras estables y largas.

Esto siempre fue mitad mito. Irse a los territorios del Oeste era caro. Las carretas cubiertas no eran baratas. Incluso en la primera generación posterior a la Segunda Guerra Mundial, sólo una minoría de los estadounidenses –una minoría predominantemente blanca y de sexo masculino—obtuvo empleos estables y bien remunerados en compańías manufactureras grandes intensivas en capital y con sindicatos como GM, GE o AT&T.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/Z5nx2ZF/es;