biverson1_Mario TamaGetty Images_USbankruptcycourt Mario Tama/Getty Images

Estados Unidos debe prepararse para una epidemia de quiebras

PROVO/CAMBRIDGE – Hace poco, Neiman Marcus y J. C. Penney, dos grandes cadenas minoristas estadounidenses, incumplieron el pago de intereses de sus deudas. Es de prever que una de las dos empresas o ambas iniciarán en breve el procedimiento concursal; será un preanuncio de una ola de quiebras en Estados Unidos por la pandemia de COVID‑19. Y como la mayoría de los hogares estadounidenses hoy carecen de efectivo para pagar tres meses de gastos, también se declararán en bancarrota muchas familias y personas.

Puede que antes de que pase mucho tiempo, Estados Unidos enfrente una tríada de millones de consumidores insolventes, miles de quiebras de pequeñas empresas y numerosas bancarrotas de grandes empresas que cotizan en bolsa, con industrias enteras quebrando al unísono.

La historia de los Estados Unidos muestra que los procedimientos de quiebra alcanzan un máximo algunos meses después de un gran aumento del desempleo. Y hoy el desempleo en Estados Unidos está creciendo a un ritmo inédito; en las últimas seis semanas se presentaron más de 30 millones de pedidos de ayuda por desempleo. Si la pauta histórica se mantiene en los meses venideros, puede que el sistema judicial estadounidense experimente la mayor ola de bancarrotas de su historia.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/R2nRojFes