Estados Unidos y su política vudú de los derechos humanos en Haití

PUERTO PRÍNCIPE.- El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos publicó recientemente documentos que detallan intentos alarmantes de parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del gobierno estadounidense de utilizar los préstamos destinados a salvar vidas en Haití como una palanca para urdir estrategias que desembocaran en los resultados políticos deseados. Estos documentos revelan las acciones de los Estados Unidos para impedir un préstamo del BID por un monto de 146 millones de dólares, aprobado en 1998, que se destinaría al suministro de agua limpia, la oferta de servicios de salud y de educación a los niños, la construcción de caminos rurales y el mejoramiento de la vida de los haitianos.

El BID, el banco de desarrollo regional más grande del mundo, trabaja en América Latina y en el Caribe con el supuesto propósito de “activar el desarrollo económico y social”. Sin embargo, sus acciones en Haití han desbaratado estos objetivos.

Unos préstamos del BID, de aproximadamente 54 millones de dólares, destinados a la infraestructura hídrica en Haití, en donde literalmente se encuentra la peor agua del mundo, demostraron que son una vía segura para prevenir las enfermedades mortales originadas por el agua. Esos préstamos, diseñados para ayudar a hacer valer el derecho al agua de calidad en la nación más pobre del Hemisferio Occidental, así como las vidas que podrían haber salvado, se convirtieron, en cambio, en motivos de extorsión de un deliberado juego de poder político.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/whOCK4L/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.