palacio106_Ivan AbreuSOPA ImagesLightRocket via Getty Images_USflagtornground Ivan Abreu/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

Estados desunidos

MADRID – En 1946, con una Europa que, devastada por la guerra, estaba agotada y sumida en el caos, el líder británico de tiempos de guerra, Winston Churchill, pronunció en Zúrich un discurso en el que recalcó la necesidad de «volver a crear la familia europea» para devolver paz y libertad al continente. «Debemos construir una especie de Estados Unidos de Europa», declaró. Fue un momento fundacional para lo que más tarde sería la Unión Europea, aun cuando las ideas de Churchill en relación con el lugar del Reino Unido en Europa no eran tan sencillas.

Los intentos posteriores de construir una Europa unida nunca estuvieron a la altura de la gran visión que Churchill propuso ese día. De hecho, en los 74 años transcurridos desde su discurso, el Reino Unido primero se negó a participar en el proyecto europeo, después entró al bloque a regañadientes y con numerosas excepciones y concesiones, y finalmente se fue en enero de este año.

Sin embargo, la idea de una Unión cohesionada subsistió, con Estados Unidos de América en el papel de un modelo ideal de lo que Europa podía llegar a ser algún día. De hecho, en 2006, un año después del rechazo de los votantes franceses y neerlandeses al fallido proyecto de Constitución Europea, el entonces primer ministro de Bélgica, Guy Verhofstadt, publicó un manifiesto para el futuro del continente, con reminiscencias del sueño churchilliano. Lo tituló «Los Estados Unidos de Europa».

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/eXtJgFJes