Después de Annan

Entre los diplomáticos está de moda preguntar quién será el sucesor de Kofi Annan como Secretario General de las Naciones Unidas. El Secretario General Adjunto de Naciones Unidas, Shashi Tharoor, explora lo que implica ese trabajo.

"Es el trabajo más difícil del mundo" fue la descripción del puesto que el primer Secretario General de las Naciones Unidas, Trygve Lie, hizo a su sucesor, Dag Hammarskjold, en 1953. El tiempo no ha hecho que ese trabajo sea más fácil.

Los artífices de la carta de las Naciones Unidas le otorgaron al Secretario General dos funciones claras: la del "más alto funcionario administrativo de la Organización " y también la de un funcionario independiente al que la Asamblea General y el Consejo de Seguridad pueden encargar ciertas funciones no especificadas (pero implícitamente políticas). Cada titular del despacho debe demostrar si es más Secretario que General.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/bV0knty/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.