0

Los agricultores urbanos de África

NAIROBI – Cuando conocí a Eunice Wangari en un café de Nairobi, me sorprendió escucharla hablando por su móvil y preguntando con insistencia a su madre sobre cómo marchaba un cultivo de maíz en su pueblo natal, ubicado a horas de la gran ciudad. Wangari es enfermera y depende de sus ingresos para ahorrar dinero que le permite comprar más tierras, para cultivar más todavía.

A pesar de que Wangari vive en la capital de Kenia, puede lograr cientos de dólares al año en ganancias gracias a cultivos de pago rápido al cuidado de familiares. Hace tiempo que recuperó la inversión inicial, que pudo hacer gracias a su salario de cerca de 350 dólares al mes.

Wangari es una de los miles de trabajadores urbanos de Kenia -y una de miles, incluso millones, en toda África- que están elevando sus ingresos a través de la agricultura en ausencia. Puesto que los precios de los alimentos básicos han alcanzado los niveles más altos en décadas, muchos citadinos sienten que la agricultura es una opción conveniente.

La agricultura en ausencia también refuerza el orgullo nacional –y la valoración de las dietas tradicionales-, al especializarse en cultivos específicos de la región. "Por demasiado tiempo nuestro país ha estado inundado de alimentos importados y comida occidentalizada", dice Wangari. "Esta es nuestra oportunidad de responder, y de cultivar nuestros propios productos."