Los Niños Soldados de África

Siendo un niño, cuando uno se une al ejército, uno piensa que va a ver la guerra como en las películas. No es así. En mi primer combate pensé que iba a morir, que nunca volvería a ver a mi madre.

Fue a mitades de la década de 1980, cuando atacamos una guarnición fortificada en Uganda occidental. Yo tenía 15 años y era parte de un movimiento dirigido a liberar a mi país del corrupto régimen de Milton Obote, quien había sucedido al asesino Idi Amin.

Mi líder era un hombre inspirador, valiente y talentoso, Yoweri Museveni, ahora presidente de Uganda. Museveni creía que los jóvenes combatientes no sólo necesitaban habilidades marciales, sino también una conciencia política de la causa por la que peleaban, es decir, dar fin a la codicia y a las alucinaciones de los líderes del África postindependencia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/kNN4wph/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.