Las madres que mueren en Afganistán

Aproximadamente el 75% de los recién nacidos afganos que mueren lo hacen por falta de alimentos, calor y cuidados. Las niñas pequeñas no deseadas son las más perjudicadas. En Afganistán en general, cada 27 minutos muere una mujer por causas vinculadas al embarazo –y tal vez incluso con mayor frecuencia, porque muchas de estas muertes nunca se registran-. Muchas, quizá la mayoría, tienen menos de dieciséis años de edad.

Los talibán –a quienes hoy en día se culpa por casi todos los males de Afganistán- han dejado de estar en el poder oficialmente desde hace casi siete años. ¿Por qué las condiciones siguen siendo tan abismales?

En Kabul y Herat, abundan los teléfonos celulares, se vende un brebaje que corroe los dientes llamada “Coca-Cola Afgana”, Internet funciona (a veces), hay cajeros automáticos, sofisticados laboratorios de heroína, vehículos de tracción en las cuatro ruedas, hoteles cinco estrellas, avisos de bancos privados –todas las trampas de la modernidad globalizada-. Sin embargo, son tantas las mujeres que mueren como moscas, en piletas llenas de sangre y en medio de una indiferencia de raíces profundas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/OOn921K/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.