Energía verde costeable

COPENHAGUE – El escepticismo público frente al calentamiento global puede estar aumentando, pero el consenso científico es tan sólido como siempre: el cambio climático generado por el hombre es real y lo ignoramos a costa nuestra. Pero si se aclara esa cuestión (como debería suceder), existe un interrogante igualmente grande e importante que sigue abierto: ¿qué deberíamos hacer al respecto?

Una receta que circula cada vez con más frecuencia parece verdaderamente sensata: el mundo debería reducir drásticamente la cantidad de gases de tipo invernadero que envía a la atmósfera a diario. Específicamente, nos dicen, el objetivo debería ser una reducción del 50% en las emisiones globales de dióxido de carbono para mediados de siglo.

Hasta quienes respaldan esta receta admiten que lograr ese objetivo no será fácil –y tienen razón-. De hecho, tienen tanta razón que se equivocan. Permítanme explicar.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/yh2kc3e/es;