Skip to main content

wb1215c.jpg

Adaptarse al cambio climático

COPENHAGUE – Lograr el equilibrio correcto entre impedir el calentamiento global y adaptarse a sus efectos es una de las cuestiones más importantes -y más exasperantes- en materia de políticas de nuestra era. También es una cuestión que suele ser ignorada.

De acuerdo con la opinión generalmente aceptada de muchos activistas ambientales, primero deberíamos hacer todo lo que podamos para mitigar el calentamiento global, y recién entonces concentrarnos en estrategias de adaptación. Esto parece erróneo -y hasta inmoral- si pudiéramos hacer más por la gente y por el planeta a través de la adaptación.

Es más, es inconsistente con el hecho innegable de que, no importa lo que hagamos, no podemos impedir todos los efectos del calentamiento global. Si no estamos bien preparados, el calentamiento global causará más muertes y devastación, especialmente en los países pobres y en las sociedades frágiles. La adaptación también implicaría ahorrar muchas vidas como consecuencia de catástrofes no relacionadas con el calentamiento global. Si preparamos a las sociedades para huracanes más feroces en el futuro, por ejemplo, también las estamos ayudando a enfrentar mejor el clima extremo de hoy.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/SSu9qwr/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions