3

Financiamiento para la próxima agenda del desarrollo

WASHINGTON, DC – A medida que se acerca la fecha meta de 2015 para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, las Naciones Unidas están intensificando sus esfuerzos para impulsar el debate sobre cuál será el siguiente paso para promover el desarrollo en todo el mundo. El resultado de estas discusiones definirá las políticas y la inversión destinadas a estimular el crecimiento del PIB, fortalecer el capital humano y promover una prosperidad más incluyente.

Visto que se prevé una población mundial de nueve mil millones de personas para 2050 –de la cual una proporción significativa residirá en países en desarrollo y poco desarrollados– la comunidad internacional tiene que mejorar el acceso a la educación, servicios de salud y oportunidades de empleo en todo el mundo. Mientras tanto, la perspectiva de un aumento en la temperatura global de más de 2º C (3.6º F) respecto de los niveles previos a la era industrial, para finales de este siglo (que podría desencadenar los efectos más perjudiciales del calentamiento global) exige una mayor inversión en la urbanización sostenible, agricultura eficaz según las condiciones climáticas y redes de seguridad social. Ambos factores nos plantean el desafío de crear patrones de producción y consumo a largo plazo más sostenibles.

Los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado tienen que estar a la altura para encarar el desafío, y deben cooperar para encontrar soluciones creativas. Sin embargo, primero deben prever los requerimientos de financiamiento, que pronto rebasarán las actuales capacidades de los gobiernos y donantes internacionales, y tomar medidas ahora para activar nuevas fuentes de financiamiento confiables.

Para empezar, los gobiernos deberían diseñar políticas a la medida, que se basen en evidencias, y respaldar el desarrollo de instituciones eficientes. Esto redundaría en servicios de gobierno más efectivos y al mismo tiempo catalizaría asistencia adicional para el desarrollo de los donantes tradicionales y movilizaría recursos del sector privado.