0

Dos Estados, ¿la solución para Palestina?

En 1947 los palestinos árabes y sus aliados rechazaron una propuesta de la ONU para dividir a Palestina en un Estado judío y otro árabe, de la misma forma que lo habían hecho diez años antes con una propuesta similar de la Comisión Peel. Más recientemente, tanto en Campo David como en Taba, Egipto, los negociadores árabes rechazaron de nueva cuenta opciones que habrían conducido a la creación de un Estado palestino al lado de Israel.

Aparentemente, muchos palestinos árabes, y gran parte del mundo árabe, siguen pensando que pueden obtener algo mejor que una solución que contemple dos Estados. Después de décadas de conflicto, parece que los árabes no han cejado en su meta de hacer de toda Palestina un Estado árabe.

Es cierto que los líderes árabes disienten en cuanto a las tácticas. De vez en cuando los negociadores árabes discuten asuntos mundanos que los potenciales Estados vecinos tendrían que resolver, como fronteras políticas, arreglos de seguridad y relaciones económicas. Es posible que en algún momento los árabes se pongan de acuerdo en que la creación de un Estado palestino que declare su voluntad de tener una coexistencia pacífica con Israel será una táctica útil.

Los gobiernos de Estados Unidos y Europa parecen estar dispuestos a utilizar la zanahoria de la ayuda económica para fomentar lo anterior, de la forma en que los Estados Unidos le pagan a Egipto y Jordania para que acepten la existencia de Israel. Sin embargo, a menos de que los árabes se resignen a la realidad permanente de un Estado israelí en Palestina, la creación de un Estado palestino árabe no será más que el paliativo temporal de una tenue tregua entre árabes y judíos.