Tiempo de claridad

JOHANNESBURGO – Para mucha gente, el terrorismo y el calentamiento global son los grandes males que amenazan el planeta. En los Estados Unidos, la administración Bush desea aumentar el financiamiento de la seguridad en las fronteras y la aplicación de políticas de inmigración en cerca de un 20%. Se están dedicando más de $150 millones a ayudar a los sistemas de tránsito de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut a prevenir y dar respuesta a ataques terroristas.

Sin embargo, el terrorismo internacional mata cerca de 400 personas en total cada año. ¿Cuánto más deberíamos estar dispuestos a pagar para reducir la cantidad de muertos en, digamos, un 25%: mil millones de dólares, cien mil millones?

Mientras tanto, en Hawaii quienes están a cargo de diseñar las políticas se reunieron para debatir un tratado sobre el cambio climático que reemplace el Protocolo de Kyoto. Los grupos de cabildeo ambiental desean que el próximo tratado vaya mucho más allá que el Protocolo de Kyoto, que ya está exigiendo del mundo unos $180 mil millones al año. De hecho, los esfuerzos para reducir el ritmo del calentamiento global a través del Protocolo de Kyoto o un tratado similar significarán una minúscula diferencia, retrasando el aumento de las temperaturas en apenas siete días para el año 2100.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/vGk4hAI/es;