Matt Wuerker

Hacia un mundo totalmente vacunado

ABU DHABI/NUEVA YORK – Para vacunar a un niño basta un momento (y a lo sumo, que llore un poco). Pero ese momento es fundamental para que el niño empiece su vida con salud y para que podamos acercarnos a cumplir nuestros objetivos mundiales de salud y desarrollo.

Por eso coincidimos con el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohamed bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, en destacar la importancia de la primera cumbre mundial que se celebra esta semana en aquella ciudad y cuyo objetivo es garantizar los beneficios de la vacunación para todos los niños del mundo.

La vacunación es una medida de protección que dura toda la vida; es también una de las inversiones más eficaces que se pueden hacer para lograr un mundo mejor. Las vacunas erradicaron la viruela y dejaron la polio al borde de la erradicación; las vacunas salvaron a millones de niños del sarampión, la difteria, el tétanos y otras enfermedades mortales o discapacitantes. Fue en parte gracias a las vacunas que la cantidad de niños que no llegaron a los cinco años de vida se redujo de 20 millones en 1960 a 6,9 millones en 2011, a pesar del gran aumento de la población mundial que se dio al mismo tiempo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/biN89nv/es;