¿Una recuperación fantasma?

NUEVA YORK -- ¿Hacia dónde se dirige la economía americana y mundial? El año pasado, había dos bandos en el debate. Uno de ellos sostenía que la recesión en los Estados Unidos tendría forma de V: corta y poco profunda. Duraría sólo ocho meses, como las dos recesiones anteriores de 1990-1991 y 2001, y el mundo se desacoplaría de la contracción de los Estados Unidos.

Otros, incluido yo, sostuvieron que, dados los excesos de apalancamiento del sector privado (en viviendas, entidades financieras y empresas), sería una recesión en forma de U: larga y profunda. Duraría unos 24 meses y el mundo no se desacoplaría de la contracción de los EE.UU.

Hoy, después de veinte meses de recesión en los EE.UU., que pasó a ser mundial en el verano de 2008 con un reacoplamiento en masa, la idea del desacoplamiento en forma de V ha quedado descartada. Ésta es la peor recesión en los EE.UU. y mundial en 60 años. Si la recesión en los EE.UU. llegara a acabarse al final de este año, como es lo más probable, habrá sido tres veces más larga y unas cinco veces más profunda –desde el punto de vista de la reducción acumulativa de la producción– que las dos anteriores.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/zIMlUhp/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.