0

Un buen jaleo en Niza

LONDRES: Hace cien años, la revista humorística inglesa Punch publicó una caricatura en la que se mostraba a un joven y nervioso cura tomando el desayuno con su obispo. Estaba comiendo un huevo duro y a todas luces no lo estaba disfrutando. El obispo le pregunta “¿Está bueno el huevo?” y el cura contesta: “Eminencia, en algunas partes está excelente.”

La caricatura gustó al público inglés y generó una frase que todavía se utiliza en la actualidad, aunque generalmente se malinterpreta y no se usa correctamente. Alguien puede decir: “Es como el huevo del cura”, queriendo manifestar que algo es bueno y malo. Pero, por supuesto, el chiste de la caricatura era que el cura simplemente se estaba mostrando amable: un huevo o es bueno o es malo, y el suyo era malo.

La Cumbre Europea en Niza esta semana (7 al 9 de diciembre) se presenta como el huevo del cura. La pregunta es: ¿Será por completo mala y un fracaso o tendrá “partes excelentes”? La respuesta probable es: ambas. Casi con seguridad no logrará alcanzar sus objetivos inmediatos; pero puede abrir las puertas para avances importantes en el futuro.

El propósito ostensible de la cumbre es llevar a cabo aqúellos cambios en la maquinaria de toma de decisiones de la Union Europea que le permitan manejar la admisión de por lo menos 12 nuevos miembros, provenientes principalmente de Europa central y del este. Todo el mundo sabe que esos cambios tendrán que ser radicales, incluso semi-federales. Como mínimo, la futura ampliación requerirá muchas más votaciones de mayoría en el Consejo de Ministros, si no se quiere que la Unión se vea paralizada por 27 Estados miembros y 27 vetos nacionales.