Una resolución para el nuevo año

Es el momento de formular resoluciones para el nuevo año y las de este año resultan evidentes. Cuando se inició el Milenio, los dirigentes del mundo se comprometieron a buscar la paz, el fin de la pobreza y un medio ambiente más limpio. Desde entonces, ha habido en el mundo innumerables actos de violencia, terrorismo, hambre y degradación medioambiental. En 2005, podemos empezar a cambiar de rumbo.

Los conocimientos, los avances científicos, los viajes y las comunicaciones mundiales nos brindan muchas oportunidades de encontrar soluciones para los grandes problemas del mundo. Cuando una nueva enfermedad llamada síndrome respiratorio agudo y grave afectó a China el año pasado, la Organización Mundial de la Salud coordinó las acciones de docenas de los gobiernos y se tardó poco en controlar la crisis, al menos de momento.

Cuando Bill Gates donó 1.000 millones de dólares con vistas a comprar vacunas para niños pobres, hizo posible proteger a decenas de millones de jóvenes contra las enfermedades prevenibles. Cuando un servicio de investigación agrícola, llamado Centro Mundial de Agrosilvicultura, descubrió que cierto árbol podía ayudar a los agricultores africanos a aumentar la producción de alimentos, introdujo un nuevo y valioso planteamiento para superar la crisis alimentaria crónica de África.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/KMuruPj/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.