0

¿Se está produciendo una nueva relación sino-estadounidense?

El área más lógica y potencialmente más fructífera de colaboración es la del cambio climático. Los dos funcionarios del gobierno estadounidense que están mejor preparados para hacerse cargo del tema son el Secretario de Energía, Steven Chu, y el Secretario de Comercio, Gary Locke.

Chu fue profesor de física en las universidades de Berkeley y Stanford y director del Lawrence Berkeley National Lab , mientras que Locke fue gobernador del Estado de Washington y durante mucho tiempo ha sido partidario de los intercambios comerciales entre los Estados Unidos y China. Cada uno tiene el tipo de poder de persuasión blando y utilitario que los líderes chinos están dispuestos a aceptar: títulos académicos de universidades de prestigio, conocimientos científicos y tecnológicos avanzados, altos cargos, y un galardonado con el Premio Nobel. (Chu es uno de los cinco estadounidenses de origen chino en haber ganado el Premio Nobel, aunque todavía ningún ganador es de la República Popular China, lo que lastima el orgullo chino).

La prensa china no paraba de hablar de Chu y Locke, los primeros miembros de origen chino del gabinete de los Estados Unidos. La mayoría de los diarios chinos publicaron la fotografía de Chu en primera página; en el Beijing Business Today se leía un encabezado que recomendaba: “¡No vayan a confundir a los secretarios estadounidenses que nos visitan con miembros de la familia!" A continuación el diario advertía: "Tememos que muy en el fondo Chu y Locke tengan prioridades distintas”.

Cuando Chu pronunció discursos sobre energía y cambio climático en la Universidad de Tsinghua, la institución académica china de ciencia e ingeniería de élite, (donde estudiaron sus padres), y luego en la Universidad de Tianjin (de la que alguna vez su abuelo fuera presidente), fue bienvenido con gran entusiasmo, numerosa concurrencia y ovaciones de pie. Así pues, los chinos terminaron por aceptar a Chu y Locke en formas contradictorias: como altos representantes del gobierno estadounidense y como compatriotas con los que comparten un vínculo común por sus orígenes chinos.