0

Guía de campo sobre los halcones israelíes

El anuncio del primer ministro Ariel Sharon en el sentido de que piensa desmantelar los asentamientos judíos en la Franja de Gaza, así como algunos en Cisjordania, ha causado alarma y sorpresa tanto en Israel como en el resto del mundo. Muchos afirman que el plan de Sharon es una treta. Pero esa sorpresa no tiene fundamento.

A pesar de lo que los extranjeros creen a menudo, los debates en Israel sobre el futuro de los territorios ocupados nunca han sido exclusivos de los halcones y las palomas. Como todo lo demás en el país, el proceso es más complicado, sobre todo en lo que se refiere a los halcones.

Básicamente, existen dos especies de halcones israelíes: llamemos a una ideológica y a la otra estratégica. Los halcones ideológicos consideran a los territorios ocupados como parte integral de la histórica Tierra de Israel, el hogar del pueblo judío. Para ellos, los territorios son parte del patrimonio judío, y por ello insisten en referirse a Cisjordania por su nombre hebreo histórico: Judea y Samaria.

No todos los halcones ideológicos son religiosos, aunque los que lo son basan sus reclamos en promesas y profecías divinas. Pero muchos halcones ideológicos son nacionalistas seculares y su jerga es similar a la de los nacionalistas típicos de Europa central y del Este. El ex primer ministro Menachem Begin y Yitzhak Shamir pertenecían a esa categoría.