0

Un trato justo para los recursos naturales de África

WINDHOEK – Namibia es una economía basada en los recursos que se ha embarcado en un ambicioso programa de desarrollo. Nuestra visión es convertir a Namibia en una economía diversificada y basada en el conocimiento para el año 2030.

Uno de los grandes principios en que se basa esta visión es la idea de "relaciones de asociación",  requisito previo importante para alcanzar un desarrollo dinámico, eficiente y sostenible. Las asociaciones entre gobiernos e inversionistas extranjeros se encuentran en el centro de una gestión sólida de los recursos naturales. Pero esas relaciones no pueden darse por sentadas en un continente donde la búsqueda de recursos naturales ha alimentado décadas de conflictos violentos.

Es difícil lograr relaciones de asociación genuinas cuando los países ricos en recursos ven a las empresas extranjeras de minería y perforación solamente como adversarios que buscan contratos injustos e inequitativos. Desde la perspectiva de las empresas, la asociación no es atractiva cuando se ven obligadas a incurrir en grandes pérdidas debido a interrupciones de los proyectos y renegociaciones de los contratos.

Por el contrario, las alianzas se fortalecen si las empresas y los gobiernos reconocen su interés común en que haya contratos duraderos y mutuamente beneficiosos que garanticen proyectos que generen flujos de ingresos estables. Para esto se requiere un marco que tome en cuenta, entre otras cosas, las posibilidades de desarrollo, las preocupaciones ambientales, las condiciones de trabajo y los intereses de la comunidad, y que se pueda adaptar a las cambiantes circunstancias.