0

Un Escenario Apocalíptico

Conforme Estados Unidos (EEUU) discute si ha de invadir a Iraq o no, los temores acerca de la posibilidad de que la economía del país se paralice empiezan a introducirse en la discusión; y con ello también crecen las preocupaciones acerca de la salud de la economía global. Poco a poco se forma un concenso en cuanto a la idea de que la brecha existente entre el potencial de crecimiento de la economía estadounidense y su desempeño real seguirá siendo amplia durante un cierto tiempo. ¿Puede la situación ser peor? Sí puede, y mucho peor.

Hay factores de la economía estadounidense que han sido fuente de preocupación durante un largo periodo:

· Persisten enormes déficits comerciales desde que los mal planeados recortes de impuestos realizados por Ronald Reagan en 1981 hicieron que EEUU pasara de ser el mayor acreedor del mundo a ser el mayor deudor del mundo. Hoy en día, esos déficits establecen nuevos récords cada mes.

· La espantosamente baja tasa de ahorro de EEUU. Cuando la riqueza estadounidense parecía estar creciendo año tras año gracias al boom del mercado de valores, eso era entendible; los estadounidenses se volvían individualmente ricos sin tener ahorros, entonces, ¿por qué tomarse la molestia? La tasa de ahorro actual, aunque se ha incrementado un poco, todavía mantiene a EEUU en el fondo de la tabla de la liga mundial de ahorros.