0

¿Una novia de Bollywood para Sarkozy?

PARÍS – Desde que el Presidente francés Nicolas Sarkozy abandonó la lista de solteros más codiciados de su país, al reconocer públicamente su relación amorosa con la supermodelo, convertida en cantante, Carla Bruni durante un viaje romántico a Eurodisney, ha empezado a tener problemas.

Su índice de popularidad ha caído por primera vez por debajo del 50 por ciento. Los ciudadanos mayores franceses no consideran demasiado divertido el espectáculo público de su dirigente enamorado. En el extranjero, los legisladores egipcios se sintieron tan atribulados por la perspectiva de que el Jefe de Estado francés compartiera cama con su novia, que varios de ellos manifestaron su desaprobación en el Parlamento.

Asimismo, la India está en un dilema sobre cómo aplicar el protocolo durante la inminente visita de Sarkozy al subcontinente como invitado de honor en las celebraciones del 26 de enero, Día de la República de ese país. ¿Debería la Primera Novia contar con su propio desfile de coches, como una Primera Dama? Entretanto, los mismos grupos hindúes de extrema derecha que protestan contra el Día de San Valentín como decadente fiesta occidental han advertido que, si Sarkozy llega con su novia a remolque, saldrán a las calles a darle el recibimiento que se merece.

Esa controversia ha amenazado con eclipsar una cumbre anunciada a bombo y platillo entre dos de las grandes democracias del mundo. Con los lucrativos acuerdos comerciales que están en juego sobre los artículos muy costosos que impulsan la economía francesa –armamento, centrales nucleares y aviones Airbus-, Francia tiene un gran interés en que la cumbre en la India tenga éxito.