0

¿Por qué Esperar al Euro?

Aunque la expansión hacia el este de la Unión Europea (UE) todavía no sucede, el debate ya se está desviando a preguntar qué vendrá después: ¿Cuándo adoptarán el Euro los predominantemente postcomunistas nuevos miembros? Asumiendo que cumplen con las condiciones del Tratado de Maastricht acerca de la UEM y que no son injustamente sujetos a criterios más astringentes, el tema central es si los nuevos miembros se beneficiarán más esperando o si deben buscar una entrada temprana.

Al principio debe enfatizarse que cuando un país busca una entrada temprana a la UEM asume un programa fiscal y estructural más ambicioso que no sería necesario si la membresía en la UEM fuese retrasada. La entrada temprana, de otra manera, sería un gesto sin significado.

Creo que la adopción temprana del Euro no es sólo posible, sino preferible al retraso. Con "adopción temprana" me refiero al periodo permisible más corto posible -dos años- después de que un nuevo miembro subordina su política monetaria a los controles fiscales y monetarios del mecanismo de tasa de cambio (ERM2). Asumiendo que se entre a ambos, la UE y el ERM2, en 2004, los nuevos miembros deberían buscar entrar a la zona del Euro alrededor de 2006.

¿Es esto realista? Bueno, la mayoría de los países candidatos ya han logrado un alto grado de convergencia estructural con la UE. Las exportaciones hacia la Unión se han acelerado desde 1991, cuando el colapso del sistema COMECON de comercio de la era soviética forzó una reorientación radical del comercio hacia mercados occidentales, apoyada por una inversión extranjera masiva proveniente de la UE. La mayoría de los candidatos a la membresía realizan ahora más exportaciones a la UE que las realizadas por Grecia, Portugal y España cuando entraron a la UE y a la UEM.