4

El siguiente paso: un acuerdo transatlántico de libre comercio

MADRID – De acuerdo con el informe Global Trends 2030 del Consejo Nacional de Inteligencia de EEUU, de continuar las actuales tendencias, Asia puede sobrepasar a América del Norte y a Europa en poder global en no mucho tiempo. Tendrá más Producto Interior Bruto, más población, más gasto militar y más inversión en tecnología. En este contexto geopolítico, Europa y Estados Unidos se necesitan mutuamente y la cooperación entre ambos lados del Atlántico es clave.

Esa parece ser la apuesta que lanzó Hillary Clinton en el oportuno discurso que ofreció en la Brookings Institution sobre las relaciones de Estados Unidos con Europa. Consciente del trasvase de poder mundial y gracias a las nuevas perspectivas que ofrece la posible autosuficiencia energética, consecuencia de la explotación de hidrocarburos no convencionales; EEUU trata de adaptar su política exterior al nuevo orden multipolar y global. Aunque su prioridad estratégica es ahora Asia, los europeos siguen siendo los socios con los que más valores comparten los americanos en el mundo.