0

La promoción de Estados Unidos

Hace un año, la entonces Consejera de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Condoleezza Rice, anunció que "estamos enfrascados en una guerra de ideas principalmente, no de ejércitos". Tenía razón, pero es una guerra que los EU están perdiendo porque Al-Qaeda constantemente les gana las jugadas.

Los crecientes sentimientos antiestadounidenses en todo el mundo amenazan con privar a los EU del poder blando o atractivo que necesitan para tener éxito en la lucha contra el terrorismo. Como lo ha demostrado Iraq, el poder militar duro no puede por sí solo dar una solución. En encuesta tras encuesta se confirma que el poder blando de los Estados Unidos ha decaído, sobre todo en el mundo islámico. Incluso en países supuestamente amigos como Jordania y Pakistán más personas dicen confiar en Osama Bin Laden que en George Bush.