0

Rusia y Occidente después de Irak

La invasión de Irak, encabezada por EEUU, puso en cuestión la eficacia del sistema internacional actual. Si bien es probable que EEUU no logre todas sus metas en Irak, es claro que la guerra ha confirmado y fortalecido su supremacía global. ¿Cómo debería responder Rusia? ¿Dónde descansan sus intereses y que tipos de política deberían seguir sus gobernantes? En particular, ¿cómo se debería posicionar Rusia ante la incipiente rivalidad entre Europa y Estados Unidos?

La crisis iraquí reveló profundas diferencias entre EEUU y Europa occidental en materias de cultura política, ética, visión de la política internacional y el papel de la fuerza militar. Es difícil que estas diferencias rompan la alianza trasatlántica básica, construida sobre valores e intereses comunes, pero necesariamente ponen de relieve elementos de competencia, incluida la competencia por Rusia.