1

Reinventar el Banco Mundial.

MADRID – Con tres candidatos a ser el próximo presidente del Banco Mundial –la ministra de Finanzas de Nigeria, Ngozi Okonjo-Iweala, el exministro de Finanzas de Colombia, José Antonio Ocampo, y el candidato de Estados Unidos, que es el rector de Dartmouth College, Jim Yong Kim–, es momento de tomar distancia y analizar la trayectoria del Banco y su proyección futura. El próximo presidente deberá tener una visión clara del camino a seguir y el peso necesario para soportar las presiones internas de la institución. De lo contrario se verá devorado por su compleja maquinaria y sus procedimientos laberínticos.

La opinión pública centra su atención en la trayectoria y especialidades profesionales de cada candidato, en particular sus credenciales económicas y financieras. Pero el verdadero reto está en dar al Banco Mundial una dirección que refleje el mundo tal como es y adaptar las herramientas del Banco en consecuencia. Es inevitable que el nuevo rumbo dependa, en parte, de la capacidad de reconocer que la economía y las finanzas, pese a ser elementos fundamentales de todas y cada una de las áreas de actividad del Banco, han de dejar de ser los principales motores de la institución.