0

El Pakistán de Ben Laden

NUEVA DELHI – La muerte de Osama ben Laden a manos de fuerzas especiales de los Estados Unidos en un asalto con helicópteros a una gran mansión lujosa cerca de Islamabad recuerda a la captura de otros dirigentes de Al Qaeda en ciudades pakistaníes. Una vez más, vemos que los verdaderos refugios terroristas no están situados a lo largo de las fronteras del Pakistán con el Afganistán y la India, sino en puntos del interior del Pakistán.

Ello pone de relieve, a su vez, otra realidad fundamental: la de que no se puede obtener la victoria en la lucha contra el terrorismo internacional sin desmilitarizar y desradicalizar el Pakistán, incluidas medidas destinadas a reequilibrar las relaciones entre civiles y militares en ese país y frenar a sus canallescos Servicios de Inteligencia Conjuntos (ISI).