0

Una vieja europa en un mundo joven

En momentos en que la UE celebra su aniversario 50, junto a ella muchos europeos alcanzan también la edad madura y se vuelven conscientes del potencial de cambio demográfico que puede hacer que el próximo medio siglo europeo sea muy diferente al anterior.

Los primeros 50 años de la UE se caracterizaron por una creciente población de personas en edad laboral, con respecto a los niños y los adultos mayores. La generación del “baby boom” de posguerra impulsó un periodo de crecimiento económico sostenido que fortaleció la posición de Europa en el mundo y generó mejoras radicales en la calidad de vida de sus ciudadanos.