8

Obama frente a Romney en materia de empleo

BERKELEY – Los Estados Unidos acaban de concluir su tercer año de recuperación económica, pero la tasa de desempleo sigue siendo superior al ocho por ciento y hay señales preocupantes de desaceleración. Así, pues, no es de extrañar que el empleo haya pasado a ser un asunto fundamental en la campaña presidencial o que los candidatos tengan ideas muy diferentes sobre cómo aumentarlo.

El pasado otoño, el Presidente Barack Obama propuso la Ley de Empleo Americano, un plan de medidas fiscales que ascendía a 450.000 millones de dólares e iba encaminado a la creación de puestos de trabajo. La suma correspondiente a dicha ley representaba el tres por ciento, aproximadamente, del PIB y había de entrar en vigor en 2012 y aportar un oportuno impulso al empleo y una garantía para la recuperación de los EE.UU. contra los vientos mundiales contrarios. La mayoría de sus medidas habían contado con el apoyo bipartito en el pasado; las reducciones tributarias representaban el 56 por ciento del costo total y se pagaban con cargo al plan de Obama de reducción del déficit a largo plazo.