0

Avanzar más allá de la Putinomía

MOSCU – La elección de Dmitry Medvedev como nuevo presidente de Rusia estaba prácticamente garantizada. Que pueda o no mejorar la economía de Rusia después de asumir el cargo en mayo es algo mucho más incierto.

Sin duda, la administración de Vladimir Putin parece haber dejado a la economía de Rusia en estado rozagante. El crecimiento económico promedió el 7,2% entre 1999 y 2008. Las reservas extranjeras representan el 30% del PBI y son las terceras más altas del mundo en términos absolutos. El mercado accionario creció veinte veces. La clase media está comprando autos extranjeros, veraneando en el extranjero y cenando en restaurantes de sushi, y las encuestas demuestran que el grado de satisfacción aumentó para todos por igual.