0

Los renuentes revolucionarios de Libia

TRÍPOLI – Egipto no es el único país en el que las brillantes esperanzas de la “primavera árabe” están apagándose. Desde los ataques contra gobiernos occidentales hasta los choques étnicos en remotos oasis del desierto, la revolución de Libia está dando traspiés.

La culpa de las dificultades actuales de Libia corresponde en gran medida al gobierno provisional que encabezó el alzamiento. El Consejo Nacional de Transición se niega a adoptar decisiones difíciles, prefiere endosárselas a un futuro gobierno elegido democráticamente. El CNT ha preservado gran parte de la parálisis institucional y del comportamiento visceral típico del derrocado régimen del coronel Muammar Al Gadafi. Para que la revolución Libia triunfe, los nuevos dirigentes del país deben cortar decididamente con el espíritu del pasado.