4

El turno nacionalista del Japón

TOKYO – El Japón ha salido en los noticieros últimamente por su disputa con China sobre seis kilómetros cuadrados de unos islotes áridos en el mar de la China Oriental que el Japón llama Senkaku y China islas Diaoyu. Esas reivindicaciones opuestas se remontan a finales del siglo XIX, pero el reciente estallido, que provocó generalizadas manifestaciones antijaponesas en China, comenzó en septiembre, cuando el Gobierno del Japón compró tres de esos diminutos islotes a su propietario privado japonés.

El Primer Ministro, Yoshihiko Noda, ha dicho que decidió comprar las islas para el Gobierno central del Japón con el fin de impedir que el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, lo hiciera con fondos municipales. Ishihara, que después dimitió de su cargo para lanzar un nuevo partido político, es bien conocido por sus provocaciones nacionalistas y Noda temía que intentara ocupar las islas o buscar otras formas de utilizarlas para provocar a China y conseguir apoyo en el Japón. Sin embargo, los altos cargos de China no aceptaron la explicación de Noda e interpretaron la compra como una prueba de que el Japón está intentando alterar el status quo.