3

¿Cómo debería reaccionar China ante la desaceleración?

BEIJING – El crecimiento anual del PIB de China disminuyó hasta el 7,6 por ciento en el segundo trimestre de 2012, frente al 8,1 por ciento en el primero y la tasa de crecimiento más baja desde el segundo trimestre de 2009. Los datos del crecimiento recién publicados pueden haber disipado los temores de un aterrizaje forzoso de la economía china, pero no han impedido que muchos se hayan apresurado a sostener que China debe estimular su economía aún más para garantizar un crecimiento anual del ocho por ciento.

Desde comienzos de 2010, el Gobierno de China endureció la política monetaria para contener la inflación y las burbujas inmobiliarias. Gracias a ello, la inflación se redujo en junio al 2,2 por ciento, la más baja de los veintinueve últimos meses, y los precios de las viviendas, sobre los cuales la Oficina Nacional de Estadística ha dejado, lamentablemente, de publicar datos oficiales, parecen estar estabilizándose y pueden haber bajado incluso, aunque moderadamente.