6

La arenilla es buena

PARÍS.– Los Estados Unidos son ampliamente reconocidos como los poseedores de los mercados de capitales más profundos, líquidos y eficientes del mundo. El sistema financiero estadounidense permite la asignación eficiente del capital, el desarrollo económico y la creación de empleos.

Esas frases y otras similares han sido moneda corriente entre los legisladores, los reguladores y las empresas financieras estadounidenses durante décadas. Incluso luego de la crisis financiera que estalló en 2008, fluyen desde los procesadores de texto en cien presentaciones que desafían la así llamada norma de Volcker (que prohibiría a los bancos invertir sus propios fondos). El lector casual asiente con la cabeza y continúa.