Thursday, April 24, 2014
Exit from comment view mode. Click to hide this space
5

Los multiplicadores del crecimiento ignorados

PRINCETON – En abril de 2010 cuando la economía global empezaba a recuperarse de la sacudida provocada por la crisis financiera de 2008-2009, en el documento Perspectivas de la Economía Mundial(WEO, por sus siglas en inglés) del Fondo Monetario Internacional se pronosticaba un crecimiento del PIB mundial superior al 4% en 2010, con una tasa anual de crecimiento estable de 4.5% sostenida hasta 2015. Sin embargo, esas previsiones resultaron ser muy optimistas.

De hecho, el crecimiento global se ha desacelerado. En el WEO más reciente del FMI, las previsiones de crecimiento del PIB global aumentaron solamente en 3.3% para 2012, y 3.6% para 2013. Además, la rebaja de las perspectivas de crecimiento se ha extendido notablemente.

Los errores en las previsiones se explicarían por tres razones potenciales: incapacidad de reconocer el tiempo necesario para la recuperación económica después de una crisis financiera; subestimar los “multiplicadores fiscales” (la magnitud de las pérdidas de producción debido a la austeridad fiscal); e ignorar el “multiplicador del comercio mundial” (la tendencia del efecto de contagio entre países a medida que sus economías se contraen).

Por lo general, la seriedad y las implicaciones de la crisis financiera se ponderaron bien. Las lecciones del WEO de octubre de 2008, en donde se analizaban las recuperaciones después de crisis financieras sistémicas se incorporaron en previsiones subsiguientes.

Como resultado, las previsiones para los Estados Unidos –donde el desapalancamiento doméstico sigue limitando el crecimiento económico– se han quedado ligeramente cortas. El informe de abril de 2010 pronostica una tasa de crecimiento en los Estados Unidos de alrededor de 2.5% anual en 2012-2013; las proyecciones actuales estiman una tasa un poco superior al 2%.

En contraste, se subestimó significativamente el multiplicador fiscal –como se ha reconocido ahora en el WEO.  En consecuencia, las previsiones para el Reino Unido –cuyas tensiones en el sector financiero se parecen mucho a las de los Estados  Unidos– han sido mucho menos acertadas.

El WEO de abril de 2010 estima una tasa de crecimiento anual en Reino Unido de casi 3% en 2012-2013; en cambio, es probable una contracción  del PIB para este año, pero el siguiente año aumentará alrededor de 1%. Gran parte de esta divergencia costosa respecto a proyecciones anteriores se puede atribuir a que las autoridades británicas y las del FMI ven con buenos ojos la consolidación fiscal.

De igual manera, las economías de la eurozona fuertemente endeudadas (Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España) han tenido un desempeño mucho peor que lo proyectado, debido a los fuertes recortes al gasto y aumento de impuestos. Por ejemplo, se estimaba un crecimiento del 1% del PIB de Portugal este año, pero en realidad dicho indicador se contraerá en un impresionante 3%. El caso del Reino Unido, donde los mercados consideran que el riesgo soberano es prácticamente inexistente, desmiente la afirmación de la Comisión Europea de que esta desaceleración refleja el alto riesgo de impago de la deuda soberana y no la consolidación fiscal.

El multiplicador del comercio mundial, aunque menos extendido su conocimiento, ayuda a explicar por qué la desaceleración del crecimiento ha sido persistente y se ha extendido tanto. Cuando el crecimiento económico de un país desacelera sus importaciones disminuyen reduciendo así las tasas de crecimiento de aquellos países origen de dichas importaciones y a su vez conduce a que estos países también reduzcan sus propias importaciones.

La eurozona ha estado en el centro de esta fuerza de contracción sobre el crecimiento global. Dado que los países de la eurozona comercian entre sí considerablemente, y con el resto del mundo, sus desaceleraciones han contribuido en gran medida a una disminución del comercio mundial, que a su vez debilita el crecimiento global. En particular, como las importaciones europeas procedentes de Asia oriental han disminuido, el crecimiento de las economías de esa región se ha reducido drásticamente en comparación con el año pasado y de las previsiones para 2010  –y previsiblemente el crecimiento de las importaciones de estas economías de Asia oriental procedentes del resto del mundo han perdido impulso.

El comercio global se ha reducido continuamente y no ha aumentado casi nada en los últimos seis meses. La noción antes popular que se incluía en las predicciones de crecimiento, de que las exportaciones serían la puerta de escape de la crisis, nunca fue creíble. Esa noción ahora ha resultado errónea: a medida que el crecimiento económico se paraliza, la caída en la demanda de importaciones entre países que comercian ha provocado que las dificultades económicas se extiendan y empeoren.

El impacto de la desaceleración del comercio mundial es más evidente en Alemania, que no tenía una deuda doméstica o corporativa excesiva, y gozaba de una posición fiscal favorable. Para escapar de la crisis, Alemania recurrió al crecimiento rápido de las exportaciones –especialmente para satisfacer la insaciable demanda de China. Aunque subsiguientemente se pronosticaba una desaceleración del crecimiento, las previsiones fueron de aproximadamente 2% para 2012-2013. No obstante, a medida que el crecimiento chino ha desacelerado –debido en parte a una disminución de las exportaciones a Europa– el pronóstico del PIB alemán se  ha reajustado a la mitad. Además, dado que el crecimiento de este año ya se ha producido casi totalmente, la economía alemana se ha estabilizado –y podría incluso estarse contrayendo.

En los buenos tiempos, el comercio generado por el crecimiento de un país fortalece el crecimiento global. Sin embargo, en tiempos de crisis, los efectos del comercio tienen el efecto contrario. Dado que la economía mundial está cada vez más interconectada estos multiplicadores del comercio mundial se han incrementado.

En efecto, si bien son menos dramáticos y ominosos que el contagio financiero, los efectos del comercio tienen un enorme impacto en las perspectivas de crecimiento global. La incapacidad para reconocer dichos impactos implica que las proyecciones de exportaciones –y a su vez, del crecimiento, seguirán fallando. Es probable que el siguiente año no se produzca la aceleración proyectada del crecimiento mundial. Al contrario, los errores de política y demoras en países individuales perjudicarán seriamente a las economías en todo el mundo.

Traducción de Kena Nequiz

Exit from comment view mode. Click to hide this space
Hide Comments Hide Comments Read Comments (5)

Please login or register to post a comment

  1. CommentedRoman Bleifer

    Most estimates are based on the essence on the extrapolation of the past for future periods. They work well enough in times of stability. But such predictions can not be taken into account to predict the fluctuations typical of periods of crisis. Much more accurate forecasts are built on an understanding of the qualitative character of the processes ( http://crisismir.com/analiticheskie-materialy/ekonomika/13-mirovoj-ekonomicheskij-krizis-prichiny-i-posledstviya-quo-vadis.html ). Attempts to counteract the crisis as the financial crisis has failed. Systemic problems of the world economy can not be solved alone financial instruments. In the global economy began to form a system of global production. It was as a system, not as a sum of national economies.

  2. CommentedProcyon Mukherjee

    Multipliers are different in every country.

    Ashoka Mody’s article is dedicated to the developed economies, while the developing like India’s story is more severe; a country with a predominantly young people coming into the labor force each year in numbers that the rest of the world would struggle to achieve, we have a growth conundrum that is muddled in lack of political will.

    To recast the multiplier in India, one would have to simply start with institution building, elimination of corruption and building governance structures to make any difference.

    But if one sector has to be singled out it is the core sector, which must be put back on track. A country which still has hundreds of thousands of villages lacking electrification, the power in the bulk of the electricity producing states is surplus! A country where thousands of miles must be connected by roads, the infrastructure companies cannot progress without land acquisition. And to top it all we have a coal sector, which continues to produce less and less as there is a policy lock-jam.

    Procyon Mukherjee

  3. CommentedZsolt Hermann

    The greatest reason for the prediction errors is that we simply refuse to see reality.
    Almost everybody as if by the wave of a magic wand entered a mass hypnosis, refusing to wake up, continuously repeating the by now "religious mantra" of "continuing growth", "return to growth", "recovery, stimulus", and so on...
    You cannot kick a dead horse and hope that it will carry you, the unnatural and unsustainable constant quantitative growth economic model is dead.
    People are still playing with the numbers, a little makeup here a little cosmetic surgery there, if nothing else works let us print more money like in a gigantic, virtual Monopoly Game.
    Humanity matured through evolution into a global, interconnected and interdependent system.
    Just like any species living in colonies, or herds, or any other living ecosystem, humanity is also a single, intertwined organism in a mature state, and this human organism is part of a closed and finite natural system.
    In such systems after the initial stages of development constant, expansive growth is not possible any longer, different interactions, qualitative changes are necessary and all elements have to interact in a very precisely mutual fashion to secure the life and sustainability of the whole system.
    If in such a system a cell or an organ refuses to settle into the overall balance and pushes on with expansive and quantitative growth, that is a cancer, or a virus that is totally harmful from the respect of the global system and also from its own viewpoint as even its own life depends on the well being and longevity of the whole system.
    What stands here is all scientifically proven, but humans are incapable of digesting it as it would require a fundamental change in lifestyle and attitude.
    But since we are only part of the system we have no free choice about it, the only question is if we make the necessary adjustments willingly, being conscious partners in the process, or we are beaten to change by suffering, and the threat of extinction.

  4. CommentedFrank O'Callaghan

    The biggest multiplier (apart from confidence) is equality. Increasing the incomes and wealth of the great majotity while decreasing their indebtedness will spur the growth.

    The concentration of wealth in few hands is a drag on the world economy.

Featured