1

La esposa política sale del escenario

NUEVA YORK – El nuevo Presidente de Francia, François Hollande, no está casado con su pareja, la brillante periodista política Valerie Trierweiler, y a nadie parece importarle. El Presidente de Alemania, Joachim Gauck, no está casado con su pareja, la periodista Daniela Schadt, y a nadie parece importarle. Andrew Cuomo, Gobernador de Nueva York, no está casado con su pareja, la gurú de la vida doméstica Sandra Lee, y a nadie parece importarle. Se podría alargar fácilmente la lista.

¿Está la esposa política que idolatra a su marido –y forma parte tan importante del paisaje político, que tiene su propia iconografía, desde los trajes de chaqueta hasta la soñadora mirada dirigida hacia su marido, en las alturas– pasando a ser cosa del pasado?