0

El desafío neoliberal de Europa

Durante más de 20 años he argumentado que los altos índices de desempleo de Europa Occidental son insostenibles. A fines de los años 70, los monetaristas apostaron a que sólo un aumento transitorio y modesto del desempleo podría poner freno a la creciente y galopante inflación en el occidente industrial, y que en retrospectiva se vería que esto valdría la pena como costo para lograr una efectiva estabilidad de los precios. En Gran Bretaña y los Estados Unidos, esta apuesta monetarista funcionó bien. No así en Europa Occidental.

En Europa, en los últimos 25 años el desempleo aumentó a medida que se restringía la política monetaria y se incrementaban las tasas de interés para combatir la inflación. Sin embargo, una vez que sucumbió la inflación, el desempleo no descendió... o no mucho. Si bien no estaba en los niveles de la Gran Depresión, seguía lo suficientemente alto como para hacer que el estar sin trabajo durante un largo periodo, o el miedo a estarlo, fuera una experiencia definitoria.